miércoles, julio 25, 2007

ofrendarnos tal como somos

Ser tiernos es ser suaves, blandos, delicados, cálidos, amorosos. La ternura es lo contrario de la dureza de la inflexibilidad. Quienes se atrincheran en la dureza, se privan de la hermosa oportunidad de dar y recibir afecto. La ternura atrae, encanta, afirma, fortalece.
La ternura es una cualidad que puede ser cultivada y mejorada conscientemente. Ser tiernos es una determinación que podemos tomar, y una decisión que implica riesgos; es decidirnos a amar y a ofrendarnos sin recelos ni temores. Para ser tiernos basta, en el fondo, con ser nosotros mismos.
 

Blog Template by YummyLolly.com